La mining de Bitcoin está preparada para tener una «supervisión mayor» por la problemática de las emisiones de carbono

Es posible que las actividades de mining de criptomonedas chinas se sometan a una supervisión en el futuro más rigurosa, dado que, al parecer, el propio gobierno se preocupa por los consumos energéticos del mining de BTC.

Pekín envió el 27 que abril un «aviso de urgencia» para controlar los datos de los complejos mineros de BTC y otras criptomonedas, lo al que, al menos, se respondió con pánico en el país.

Pero el columnista chino colectivo Colin Wu en Twitter, se mostró rápido en quitarle peso a los miedos de que esto pueda impactar en el corto plazo en los miners de BTC en China, indicando que:

«Esto provocó cierto temor en China. No obstante, el propio gobierno de China dijo que sólo está llevando la investigación. Los data centers resultan muy difíciles de manejar para el mining de Bitcoin, ya que se usan sobre todo para el ETH Filecoin».

De acuerdo con el periódico estatal de China PengPai (al que se accede a partir de la traducción), la «notificación urgente» era una labor de rutina para el Buró Municipal para la Economía y la Información Tecnológica de Beijing, ya que pretende dar una idea más precisa del gasto energético derivado de las explotaciones de mining de sus centros para datos en Beijing.

Aún no se ha desvelado si los chequeos se realizarán a una escala nacional, ni qué ramificaciones futuras podrían darse. No obstante, de acuerdo a PengPai, Yu Jianing, presidente de turno del Departamento de Blockchain de dicha entidad, es un signo de lo que vendrá. Considera que «bajo el trasfondo de la neutralización del CO2, la futura mining de blockchain contará con un control mucho más estricto».

Este concepto se sostiene cuando se observa a Mongolia interior por referencia – que dejará de ser una central mining. Se ha dado a los miners de criptomonedas un plazo hasta fines de abril para que cierren sus actividades después que China recientemente prohibió la cripto mining en el área con el objetivo de lograr sus metas de reducir las emisiones de carbono.